“Que este fin de semana, nos gocemos con las ponencias de las invitadas, disfrutemos de la convivencia unas con otras, compartamos nuestra unidad en Cristo y nos fortalezcamos e inspiremos a través de cada mensaje, cada canto y cada participación”, expresó la directora del Departamento de Ministerio de la Mujer Lic. Edith Ruiz de Espinoza, concentrando en esta declaración los objetivos del congreso.

            La Sra. Heather-Dawn Small directora de Ministerios de la Mujer en la Asociación General, en sus mensajes a las damas adventistas expresó: “A través de las pruebas, a través de los momentos difíciles, Dios nos transforma si nos rendimos a su voluntad”. Asimismo, hizo alusión a tres importantes preguntas en la vida de cada mujer: ¿Quién soy? ¿Cuáles  son las expectativas que Dios tiene de nosotras? ¿Cuál es el propósito de Dios para nosotras?  En respuesta y en el orden de las preguntas dijo: “Somos hijas de Dios; Dios espera que nos rindamos a él; existimos para dar testimonio de Dios a quienes no lo conocen”. Exhortó a las damas diciendo: “Tú eres una luz, la luz no habla  pero ilumina para ver el camino, que en este caso es Jesús. ¡Brilla como Jesús! ¡Vive como Jesús!”

           MM2 “En el proceso de preparar a una dama para su servicio, el Señor, la toma, la bendice, la quebranta y la motiva para entregarse a su servicio”,  expresó la Sra. Raquel Arráis, Directora Asociada de Ministerios de la Mujer de la Asociación General. En su reflexión explicó que el proceso de transformación de una mujer inicia cuando permite ser tomada por el Espíritu Santo, es fortalecida y preparada para entrar en un período de pruebas para el desarrollo y refinamiento del carácter cristiano que, finalmente, está en condiciones para mostrar a Jesús por testimonio.

            La Sra. Dinorah Rivera, Directora de Ministerio de la Mujer de la División Interamericana, enfatizó la importancia del cambio de la naturaleza femenina en las áreas: corazón, mente, cuerpo y emociones por influencia del Espíritu de Dios. Ante las circunstancias críticas de la vida, la hermana Rivera expresó: “Estad quietos en cualquier circunstancia confiadas en que Dios está al cuidado de todo”, exhortó a las asistentes, “cuando te sientas frustrada en tu relación con otros recuerda el versículo, `todo lo que es verdadero, todo lo digno, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo honorable, si hay alguna virtud o algo que merece elogio, en esto meditad” (filipenses 4:8).  En el ánimo de transmitir un mensaje de seguridad personal, recordó las palabras del apóstol Pablo cuando escribió: “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias” (Filipenses 4:6). Finalmente, haciendo referencia al lema del congreso, Mujer restaurada mujer transformada, recordó las palabras de David: “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mi” (Salmo 51:10).

            El Ptr. Isaías Espinoza Hernández, presidente de la unión quien indicó la inauguración y clausura del evento, expresó: “¿De cuánto valor es una mujer transformada? Creo que no podemos calcularlo, una mujer transformada cambia el paradigma de su hogar, es una bendición para su entorno y es pieza clave para la edificación de la iglesia”.  Como resultado de la restauración el Ptr. Espinoza dijo: “La transformación conlleva a la restauración y la restauración hace que las relaciones verticales y horizontales sean sanas. Oremos para que Dios transforme y restaure a las damas de nuestra unión”.

           MM3 Aunque todo el evento fue de gran inspiración, merecen mención singular el ambiente de armonía y espiritualidad en general; las inspiradoras y motivantes ponencias de las conferencistas; la presentación, aunque corta pero muy didáctica de la biografía de algunas mujeres de impacto como Hellen Keller, Susana Wesley, Florence Nightingale, entre otras; los momentos especiales de oración en un salón excelentemente preparado para un encuentro significativo con Dios; los bandos de oración en la nave central y las alabanzas tanto especiales por campos como las sesiones dirigidas por las directoras de las asociaciones y misiones.

       

            ¡Mujer restaurada! ¡Mujer transformada!  Alabado sea el nombre de Dios.

logoiasd
unionsureste.org.mx es el sitio web oficial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, Unión Mexicana del Sureste ®
unionsureste@unionsureste.org.mx
Calle 60 No. 329 x 35 Y Av. Colón | Col. Centro, Mérida Yucatán | C.P. 97000
Tel. (999)9255578, 9203036, 9201918, 2400013, 2400015

Please publish modules in offcanvas position.